ASI??...O MAS CLARO!!!

Asi??...o mas claro!!!

martes, 8 de agosto de 2017

QUILAPAYUN - A PALAU

Quilapayun - Apalau

Notas de Marco Castro desde Santiago de Chile

Década de 1990: ¿década perdida? Suma y sigue cuando se caracterizó a los 80’. Conceptos un tanto arbitrarios, pero reales: eso podría ocurrir en materia musical, done, para mantener la supervivencia se opta o por la “adaptación” o el “darse vueltas con lo realizado” (a veces ambas). Ahí están los Quilapayún, donde su lento ritmo de actividad lo hace a veces sólo dar señales de vida. Esta producción, “A Palau”, cumple con el esquema de las anteriores producciones oficiales en vivo: repertorio de lo más simbólico, representativo, con el agregado de temas de lo último sacado en estudio. Fue grabado el 29 de Enero de 2003 en el Teatro Palau de Barcelona, editándose algunos meses después, en ese mismo año. Como indica la lógica, originalmente lo sacó el sello Picap de España, en formato CD doble. A posterioridad hubo edición chile y yanqui, formatos CD doble o DVD. Canciones muy conocidas: “Plegaria a un labrador”, “Qué dirá el Santo el Padre”, “Soy del Pueblo”, “La Muralla”, “La Batea”, “Malembe”, “El pueblo unido…”, al que se agrega el instrumental “Yaraví y Hauyno” y “Temporia”, con las canciones más “nuevas” en interpretación, como “Creer es ver”, “Allende”, “Statement-Fuerzas Naturales”. Se inserta la participación especial – con dos canciones en catalán – de María del Mar Bonet. Respecto a la formación, se hace sentir el retiro de Hernán Gómez, Hugo Lagos y Guillermo García; así, participan Rodolfo Parada (director), Patricio Wang, Patricio Castillo, Daniel Valladares, más el refuerzo de Álvaro Pinto y Marcelo Velis (ex de los Ortiga). Pero ese 2003 trajo otro hecho de enorme repercusión respecto a la existencia del conjunto: la formación de QUILAPAYÚN en paraelo. Mal se puede hablar de división o algo así. Pasó que integrantes YA RETIRADOS del conjunto pasan a formar uno nuevo, poniendo en cuestionamiento la legitimidad del hasta entonces vigente. Más allá de tomar partido, hay algo que es innegable: los Quilapayún en Francia procuraron – bien o mal – mantener al grupo. Para lo que les interesa la parte jurídica y “ética”, abundan los argumentos para uno u otro, y es un tema de – al parecer – de bastante entretención mediática, asunto que, para el efecto, debemos preterir. El asunto es que en dicho año lo ex integrantes se “reagrupan”: Eduarco Carrasco (director hasta 1988), Carlos Quezada, Hernán Gómez, Hugo Lagos, Rubén Escudero y Ricardo Venegas, más elemento más jóvenes como Willy Oddó (hijo del recordado Ismael Oddó). Así, con el nombre de “Quilapayún”, comienza una etapa de confusión “denominacional”, aunque claramente la seguidilla de la producción CONTINUARÁ en una (los radicados en Francia) y se INICIARÁ en la otra (residente en Chile).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...